‘Cementerio británico’, espacio multinacional e interreligioso de València

Comments:0 Comments

El Instituto 9 de Mayo ha colaborado con la Fundación de cementerios británicos en España para la celebración de su evento del viernes, 24 de mayo, en el ‘Cementerio británico’ de València.

En el acto se ha inaugurado una obra de Antonio Camaró, donada por el autor. La tela que cubría la placa fue retirada mientras sonaba el Himno de Europa, interpretado por la soprano Olha Vyitiv y el Grupo de Cuerda integrado por Oksana Smachylo, Natalia Skrynyk y Victoria Pavliv.

Como se indica en la publicación “Encuentro europeísta e interreligioso en el Cementerio británico de València“, por el Instituto 9 de Mayo ha intervenido Pablo Gil, incidiendo en que desde hace mucho tiempo la idea de Europa, la tolerancia y diálogo la personifican los allí enterrados. Ellos son un ejemplo de respeto por el diferente, un ejemplo de que “Europa no es un lugar, sino una Idea”.

En palabras de Matías Alonso, quien ha presentado el acto, “en este recinto siempre estuvo Europa, aun antes de que nadie pensase siquiera en la posibilidad de una Europa unida”. Asimismo, que la presencia multinacional hace de este lugar “uno de los primeros puntos de encuentro con el humanismo, el diálogo y la libertad como base, aun cuando en el exterior se desarrollaban largas y duras luchas por esos mismos valores”.

Diana Clifton, en nombre de la Fundación de los Cementerios Británicos en España que gestiona este lugar, ha profundizando en el origen del Cementerio, ligado al desarrollo económico de la región.

Ha saludado a los presentes el Cónsul Honorario británico en Valencia, Martin Hayes, y realizándose a continuación -a pesar del mal tiempo- una visita guiada en grupos donde se han desvelado detalles que revelan las lápidas que luchan contra el tiempo y la falta de recursos que padece este lugar emblemático.

Finalmente, Isaac Sananes ha expresado una oración universal por todos ellos en nombre de las Comunidades Judías en Valencia y Juan Benito Rodríguez ha leído un poema para la ocasión.

 

 

Según informa Nuevo diario, “Vicente Collado ha rematado magistralmente lo expresado por el artista, y de todo ello queda como expresión la Placa que luce colocada en la entrada del “Cementerio de los Ingleses”, en un acto que refrenda los valores por los que much@s votaremos el domingo 26”.

 

***

El cementerio ocupa un solar comprado por cónsules británico y noruego en las décadas de 1860-1870. Durante la Guerra Civil Española el cementerio estuvo bajo el cuidado del Consulado Suizo y la Cruz Roja.

El lugar cuenta con 296 enterramientos conocidos, estimándose un total de 350, pues muchos registros se perdieron durante la peste de 1918 y en los años 1936-1939.

“Aunque su nombre sea Cementerio Internacional Británico es en realidad un lugar multinacional y no confesional religiosa o sin ninguna creencia pero estrechamente vinculada a Valencia”,- apuntan desde la Fundación de cementerios británicos en España.

Con representantes de 22 naciones que descansan aquí en paz. Entre los que se encuentranprotestantes de toda Europa del Norte, Estados Unidos y Canadá, ortodoxos de Europa del Este, además de judíos, ateos y agnósticos que inicialmente no pudieron ser enterrados en el cementerio católico municipal al otro lado de la calle. También hay católicos, principalmente las mujeres y familiares de los ingenieros y técnicos, así como marineros polacos, ya que su tradición les impedía acabar en nichos.

Desde la Fundación añaden: el cementerio es en gran medida un reflejo de la historia de Valencia.

Véase también: El Cementerio Protestante Británico de Valencia abre sus puertas estos días (Valencia Bonita).

***

Si hoy la española RENFE es referente mundial, si disfrutamos cada día de las conexiones ferroviarias valencianas y del adorno turístico que es la Estación del Norte de València, todo ello en buena medida es así gracias a la mano de obra y tecnología que compartieron con nosotros extranjeros que econtraron en esta ciudad no solo un lugar para realizarse profesionalmente sino también su lugar de descanso eterno. Lo mismo sucede con el desarrollo del Puerto de Valencia, los inicios del tenis como deporte en nuestra ciudad, y un largo etcétera.

Migración y refugio, porque aquí también reposan algunos judíos que esquivaron el Holocausto. Enterramientos también de aquellos que prestaron otros servicios en nuestras comunidades: militares, comerciantes, marineros y cónsules, hasta posibles brigadistas internacionales de la Guerra Civil.

El Instituto 9 de Mayo apuesta por este espacio como lugar simbólico de encuentro multinacional e interreligioso valenciano. Y es que la movilidad de las personas resulta una constante que no podemos rechazar (el cementerio en cuestión es una prueba de ello).

 

 

Categories: